Traducciones NO oficiales del 2ndo Rey, Heredero y Representante del Padre Verdadero, Hyung Jin Moon y Yeonah Moon, de la Iglesia Santuario, PA, EE.UU.

Traducción del mensaje de Madre Verdadera leído por el Presidente Peter Kim en el servicio dominical de Cheong Bok Gung el 23 de sept.:

Mensaje de la Madre Verdadera

Madrugada de 8 de agosto, calendario celestial (23 de sept. de 2012)

21 días desde el Seonghwa del Padre Verdadero

Introducción por Presidente Peter Kim:

Hermanos y hermanas, hoy en la mañana estuve saliendo de Cheongpyeong en el carro para venir al servicio (dominical) de Cheon Bok Gung. Al llegar a la garita, de repente recibí una llamada y tuve que girar el carro y regresar a Cheon Jeong Gung.  Entonces Madre me dijo: “Aunque quiero ir al servicio de Cheon Bok Gung hoy, no puedo. Por eso, por favor comuníque este mensajo a todos los miembros que participarán hoy en el servicio.”  Entonces vine con este mensaje de Madre que se acabo de imprimir de la computadora. 

            En el tercer piso de Cheon Jeong Gung, frente del salón y recámara del Padre Verdadero, hay una pequeña balcón de aproximadamente un metro y medio de ancho, con una vista al lago de Cheongpyeong. En ese lugar encerrado de ventanas, recientemente la Madre puso una pequeña mesa redonda y dos sillas para Padre y Madre.  La Madre está sentada allí, de día y de noche, mirando a todo Cheongpyeong, derramando lágrimas y orando para establecer un nuevo plan.

            Estas palabras que ahora voy a leer, son las palabras que Madre dicto a las 2:00 de la mañana cuando se levantó y pidió a las personas cercanas a apuntarlas. 

 

Mensaje de la Madre Verdadera:

Mis amados miembros, a través del Seonghwa (Ascensión) del Padre Verdadero ustedes juraron frente al Cielo hacer sus mejores esfuerzos con un profundo amor y devoción (jeongsong). Recuerdo que tuvimos el mismo corazón de pedir al Padre que no se preocupara de las cosas del mundo físico y que pasara cómodamente al mundo espiritual. Durante toda su vida Padre no pensaba en sí mismo, sino que empulsó su propio cuerpo sin reservas para la liberación de Dios y la salvación de la humanidad.

Dejó muchos logros notables que nadie podía hacer. Padre liberó a Dios ejerciendo la autoridad dada solamente a los Padres Verdaderos, abriendo ampliamente las puertas para que Dios pudiera gobernar directamente el mundo terrenal y el mundo espiritual. Con una sola mente y voluntad vivía para los demás sin pensar en su propio cuerpo, para no perder ni un minuto ni un segundo siempre viviendo con el sentimiento de que no había tiempo. Por lo tanto, muchas veces saltaba las comidas y no era infrecuente los días que no comía.  Viviendo de esta manera, no pudo pensar en tomar un descanso que su cuerpo físco tanto necesitaba.

Padre nació con un cuerpo saludable, y si lo hubiera cuidado bien pudiera haber vivido más años.  Pero durante estos últimos años, dijo que sentía que un día era como mil años y se mantuvo muy ocupado. Esta vez, Padre realmente no quiso ir al hospital, y como su posición es de estar encargado de todo, no nos permitía cuidarlo como queríamos.

Especialmente cuando viajaba al exterior, no era entre el norte y el sur sino entre el este y el oeste, y a su edad, según la opinión médica, debe abstenerse de hacerlo, o solamente una vez cada 2 o 3 años. Sin embargo, en un año Padre fue a los Estados Unidos 8 veces.

¿Por qué vivía de esta manera?

Padre había establecido la fecha del Día de Fundación, pero sabía que iría al mundo espiritual antes de esto. Por eso, practicaba vivir sin desperdiciar un minuto o un segundo. Conociendo esto, desde mi perspectiva quise usar cualquiera excusa para tratar de detenerlo. Una vez, le dije que yo sentía mal y por eso no pude viajar. Entonces contestó que iría solo.  Así  contínuamente vivía con demasiado sacrificio.

Los coches que montamos o las máquinas en las fábricas requieren lubricación y mantenimiento periódico para poder extender su vida.  El cuerpo humano es igual. Vivimos en la época donde las personas hacen cualquiera cosa tratando de mantenerse jóven, sin embargo, Padre vivía sin pensar en tales cosas. Mantenía un horario extremo  y a la hora de Hoon Dok Hae a veces habló por más de 10 horas, además muchos días viajaba por helicóptero a la Isla Gomun y a Yosu y regresaba esforzándose demasiado de tal manera que al fin se resfrió.

Con la mayor edad de Padre, contagiarse de un resfriado es realmente alarmante. Por lo tanto, le recomendabamos ir rápidamente al hospital para recibir tratamiento. Tomó tiempo, pero por fin aceptó ir al hospital. Luego, el resfriado empeoró y cambió a neumonía.  Sus pulmones se debilitaban paulatinamente y al final tuvo complicaciones que empeoraron aun más su salud. Aunque Padre no quiso, no tuvimos otra alternativa que rogarle que entrase al hospital.  En ese momento ya se había debilitado mucho.

Al inicio de agosto durante 10 días en el hospital le daban toda serie de examenes. Entonces Padre dijo que quiso salir del hospital por un rato diciendo que sentía que el hospital era como una prisión.

El 12 de agosto, salió del hospital y fue al Cheon Jeong Gung.  Durante la noche Padre dijo a sus asistentes que ese día quiso comer con Omma (Madre). Normalmente me siento al lado del Padre cuando tomamos las comidas, pero ese día Padre dijo:

“Quiero comer sentado cara a cara con Omma para ver su cara,”

y así se preparó la mesa. Sin embargo, Padre no comía nada, solamente me miraba la cara durante todo el tiempo. Creo que estaba grabando mi cara en su corazón. Sentía las lágrimas llenado mis ojos pero mantuve la cara risueña pidiendo a Padre que probara los platos, diciéndle,

“Esto es muy sabroso, Padre, y eso también es muy delicioso.”

Con esa experiencia, me puse aun más seria y quise que de alguna manera Padre pudiera descanzar. Sin embargo, Padre urgía a sus asistentes a atenderle diciendo que quiso ver todas partes de Cheon Jeong Gung.

Ese día, el 13 de agosto, los rayos del sol era especialmente fuertes. A pesar del sol candente, y aunque tuvo que estar acompañado con un tanque de oxígeno más alto que una persona, insistía repetidamente en visitar varios lugares del Palacio. Al final, hizo un recorrido completo del Cheon Jeong Gung bajando al Colegio de Cheongshim, al parque a su lado, al Centro Mundial de Paz de Cheongshim y al Centro de Seminarios de Cheongpyeong.

Luego volvió a la sala de estar y pidió por un grabador digital. Tomando el grabador en el mano, cerró los ojos y pensó profundamente por unos 10 minutos antes de grabar sus palabras.

Como ustedes saben de escuchar la grabación de su voz, Padre dio el mismo mensaje tres veces ese día – en la sala de estar, en la recámara principal y en el Hospital Cheongshim, diciendo:

“¡Todo está completado! ¡Todo está completado! ¡Todo está completado!”

Mientras luchaba con el aliento, oró que está devolviendo todo al Cielo. Padre enfatizó que: “He traido todo a la conclusión, cumplimiento y perfección.” Y tomando mi mano, me dijo:               “Omma, gracias. Omma, cuídese de todo.”

¿Qué quiso decir con estas palabras? Padre había dicho muchas veces en el pasado: “Mi tiempo ha llegado. Sé cuando es mi tiempo de ir.” Pero estoy segura que ahora estaba usando este período para hacer su última preparación. Esta es solamente un episodio que ocurió ante que Padre ascendió al mundo espiritual, pero de verdad tuve mucho más experiencias con Padre durante estos días.

Cuando tomamos la comida, nos sentamos el uno al lado del otro, y pensando en mí Padre siempre tomó mi mano mientras comía. Cuando pienso en todo esto, lamento mucho y me duele el corazón que lo dejé ir sin poder hacerlo más cómodo. Cuando le solicité descanzar un poco, a veces me decía,

“Omma, quiero recostar la cabeza en tu regazo,” y así descansaba  un corto tiempo.

Recientemente, hizo cosas que nunca hacía cuando tenía buena salud. Padre vivía toda su vida más energéticamente que nadie, pero cuando su salud empeoró quiso estar siempre de mi lado y dependía de mi, como un niño con su madre.

Ayer, me dijeron que recibieron la comunicación de un miembro que se sentía vacío después de la ascensión del Padre y tanto lo extrañaba que quiso ver mi cara para poder recuperar la fuerza. Entonces solicitó si yo podría venir a Cheon Bok Gung este domingo.

Por supuesto que quiero ir. ¿Pero, por qué no puedo? Es que todavía estoy en el período de 40 días de ofrecer comida al Padre Verdadero, y hoy es el día 21. Aun cuando Padre está trabajando en el Cielo, él viene sin falta al tiempo de la comida. Ofrecemos las comidas a las 7:00am, 12:00 de medio día y 6:00pm. Cuando estuvo en la tierra, Padre no pudo tomar las comidas regularmente, pero luego de pasar al mundo espiritual siempre viene a tiempo. Yo puedo sentirlo.  Converso con Padre, explicándole sobre la sopa de pasta de soya y la variedad de platos que le gustan pidiéndole que los disfrute. Como ofrecemos estas 3 comidas por día, no tengo mucho tiempo libre. Durante la vida del Padre, nunca pude ofrecerle sus comidas regularmente, y por eso quisiera dedicarme durante este período y ofrecerle mi jeongseong de esta forma.

Queridos miembros, al momento de la ascensión de Padre, le prometí que trabajaré hasta mi último día de vida para cumplir lo que él quiso hacer por la humanidad. Es por eso que estoy muy ocupada recientemente. Quiero reorganizar la complicada situación de la Iglesia de Corea, y establecer con fevor la tradición centrada en la fe y verdad de nuestra Iglesia de Unificación. Con la meta de fomentar una Iglesia que tenga iniciativa própia, estoy recibiendo informes de muchos líderes y personal  para hacer un nuevo plan. Por eso les pido que esperen un poquito más tiempo.

El Señor de la Segunda Llegada, el Salvador, Mesías y Padre Verdadero vino por primera vez en 6,000 años.  ¿Sería suficiente ofrecerle 40 días de devoción, o 100 días de devoción? Nuestra vida de ofrecer devoción (jeongseong) no debe tener un fin.

Pido que se entienda que la Madre será el centro de todo lo que se hace ahora en adelante en Korea, que la Madre será la motivación del nuevo comienzo. Nuestra primera meta es invertir todo con determinación de vida y muerte para establecer firmemente el Cheon Il Guk hasta el Día de Fundación.

Por favor, no olviden que todos ustedes tienen la responsabilidad de traer esta nación y toda la ciudadanía a recibir la Bendición de los Padres Verdaderos. El único camino para devolver todo el amor y gracia que ustedes han recibido del Padre es hacer cientos y miles de veces más esfuerzos que antes.

Queridos miembros, ahora desarrollaremos nuestra Iglesia de Unificación para que sea una Iglesia viviente como era en los días iniciales, dinámica con initiativa própia, sin restricciones de números o sistemas. Construiremos una iglesia centrada en el Principio donde siempre queremos ir y quedarnos como estar en el abrazo cálido de una madre. Como en los días iniciales, quiero construir una Iglesia donde siempre se escucha la voz de la charla de Principio Divino.

Oro que el Cielo bendiga las actividades y los esfuerzos diarios de ustedes, y que se sientan lleno de gratitud al Cielo. Espero que se logren los mejores resultados de sus vidas. Ya falta poco para el Día de Fundación.  De nuevo, les solicito que lleguen a ser tales personas.

23 de septiembre de 2012, madrugada

La Madre Verdadera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: